Un adiós sin voz por miles de estudiantes

Estándar

Un adiós sin voz por miles de estudiantes

"Alexis ya es nuestro. Nos pertenece y le pertenecemos" declaró un joven

 

Reportaje: I. Nikolópoulos

Miércoles 10 de Diciembre de 2008

Fuente:  To vima

Traducción: Alejandro Aguilar

 

                                       

La joven estudiante, de cabellos sueltos negros en los hombros, el arete en la nariz, vestida completamente de negro, blusa, bufanda y una flor blanca, que llora lamentosamente, susurrando: " Por qué Alexis, por qué". Dos amigas suyas intentan apoyarla. Le dan un poco de agua, mojan también ellas mismas sus mejillas, que se pegan de las lágrimas. "Fuerza, vivirá en nuestros corazones" dicen la una a la otra y todas juntas a sus compañeros y a sus amigos. El mensaje y la incitación recorren la multitud, cuantos bajaron, miles, ayer al Cementerio Público de Palió Fáliro, para despedir a Alexandros Grigorópoulos. A su Alexis, al Alexis que con su muerte se volvió de todos nosotros. Figuras desgarradoras, su madre y su hermana, las cuales aceptaban con resignación y llanto sin voz los pésames de las centenas de estudiantes, maestros y profesores, de muchos jóvenes, universitarios y de simples ciudadanos, que quisieron dirigir su último "adiós" al desafortunado estudiante. La pequeña capilla y la zona de afuera del cementerio quedaron muy pequeños en extensión para caber aquella multitud de personas concentradas. Estudiantes de cada esquina de Atenas, de Pireas, de los suburbios del norte y del occidente inundaron la calle de Santa Sofía, enfrente de la entrada central del cementerio, gritando frases como: "Inmortal, inmortal", "Alexis vives, tú nos guías" eran aquellas que predominaban, mientras que no faltaron las reprobaciones hacia las fuerzas de la Policia, que mantuvieron distancias de seguridad desde el cementero. Cuando un hombre de Tránsito, conduciendo una motocicleta, hizo su aparición en el semáforo del cruce hacia Dafni, la reacción de los estudiantes ahí reunidos fue instantánea: "Bastardos, cerdos, asesinos" y "La sangre corre, pide venganza".

 

Las coronas, que mandaron la jefatura política, las escuelas, las asociaciones de alumnos, autoridades públicas y municipales, organizaciones universitarias y simples ciudadanos fueron centenares. Emoción, sin embargo, causaron dos de aquellas compuestas por rosas blancas y amarillas. Eran aquellas que enviaron los reclusos de las Cárceles de Corfú y los reclusos de todos los centros de readaptación del país.

 

Apenas comenzó la marcha fúnebre, poco después de las 3 del mediodía, las frases se cortaron y un absoluto silencio se extendió en el ambiente. Las lágrimas sobraron y muchos pañuelos se empaparon. En ese mismo momento, los constantes "vuelos bajos" del helicóptero de la Seguridad Helénica, sobre las cabezas de los ahí reunidos, provocaron una sensación dolorosa. El zumbido de la máquina no permitía escuchar claramente la marcha, provocando ciertas reacciones de enojo: "Bájenlo", "Lárguense, bastardos, del funeral". La mayoría, sin embargo, lo ignoraron susceptiblemente.

 

La multitud en la calle de Santa Sofía crecía cada vez más. Algunos escalaban los muros de cemento de la cerca, con la finalidad de tener un contacto visual con la zona del cementerio. Muchos estudiantes comenzaron a buscar el lugar que sería la tumba del estudiante de 15 años. "Aquí, a la derecha" dirá un joven, con bufanda negra y saco en compañía de unas jóvenes que caminaban abrazadas, cubiertas de negra también. Dejarán pocas flores, al lado del suelo, y se quedarán llorando por suficiente tiempo.

 

La multitud comenzó a desplazarse, pero habían muchos que permanecían en procesión en memoria del adolescente, sobre todo estudiantes, cerca de la edad de Alexandros.

 

"Alexis ya es nuestro" nos dice un joven pocos metros más arriba, que se dirige hacia Dafni. "Cómo se los explico, nos pertenece y le "pertenecemos". Porque cuál sociedad, cuál ciudadanía puede soportar que le disparen a sus hijos, su futuro, por un "matón" continúa y concluye, un poco antes de desasegurar su bicicleta para irse: "Si algunos quieren que se forme una sociedad que se coma a sus hijos, como Cronos, nuestra generación demostrará que no es por sus dientes".

 

La despedida

 

"Cuando el dolor rasga el corazón, entonces las palabras son pobres"

 

 

                                                                   Image Hosted by ImageShack.us

"Cuando el dolor rasga y ensangrienta el corazón, entonces las palabra son pobres y la boca calla". Con estas palabras cerró la marcha fúnebre, el sacerdote. Cuantos se encontraban en el interior comenzaron a abrirse camino. Compañeros y amigos de Alexandros levantaron en sus hombros el féretro blanco con su tumba, y con los pasos lentos se dirigieron a la salida. Apenas salieron del interior, la frase "Inmortal" inundó el ambiente, junto con aplausos. "Pobre muchacho" dice entre los simpatizantes una señora de mediana edad que arroja un clavel blanco hacia el féretro.

 

Los ahí reunidos siguieron la procesión, mientras la madre de Alexandros con un gran peso encima, intentaba mantener estables sus pasos. Apenas apoyaron el féretro en el piso, flores, ramos de flores, pequeños ramilletes cayeron en lluvia. Los centenares que se encontraban afuera del cementerio intentaban acercarse al improvisado sepulcro del estudiante adolescente. Otros llevaban flores, algunos más breves memoriales, uno había llevado una bufanda del Panathinaikós, del equipo favorito de Alexandros. Sin nerviosismo, sin provocación, a pesar de la enorme multitud que reinaba en la puerta, caminaron firmemente hacia la "última morada" del desafortunado estudiante. Los ojos rojos, con el brillo raro de la firmeza. "Eres un símbolo, Alexis, estos días son tuyos" grita un joven.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s