Déjame tranquilo (poema griego de Dimakis Minás)

Estándar

Déjame tranquilo

Poema de Dimakis Minás

(de Camino entre la noche, Ermes, 1999)

Traducción: Alejandro Aguilar

Fotografía: Retrato de dos ninfas, Salvador Pozo

 

img167/6492/1656875pu4.jpg

 

Ahora te considero entre los fantasmas,

llenan mis horas,

llegan por debajo de mi ventana,

chillan,

me piden a mí o los sueños perdidos,

revocan la primera juventud

con los destellos

que no regresan.

¡Que no regresen nunca!

Por lo menos quince veces me he enamorado

hasta la muerte

por seis meses, por un año,

a lo máximo tres años,

y no calculo las miles de aventuras,

duraron de una noche a una semana

en camas, parques, playas de arena,

así he medido mi vida

y todavía no me he cansado.

Eres mi décimo sexto gran amor,

el último,

piensa si piensas,

más bien pensemos

ahora en suicidarte o en suicidarme,

sería un poco gracioso;

probablemente madrugué frente a tu puerta por última vez,

más por nerviosismo,

¡pero otra vez persigueme mientras te persiguen!

Con aquellos tus famosos veintidós años,

tus ojos que recuerdan mares

y, algunas otra veces, brumas;

tu boca,

¿dices que no existe otra boca más bella?

Tu cuerpo

que se desgasta inevitablemente.

Corre para que lo consigas.

El único recuerdo

al lado del recuerdo,

son un único recuerdo,

la única cara entre mil caras

es sólo una.

No sé, nunca sufrí tanto,

tan poco.

Déjame tranquilo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s